Cuerpos de hombre, cuerpos de mujer

16113188_1396230057074896_443510006369577909_oPor Elena Sánchez

La semana pasada el Frente de Acción Estudiantil (Fae) denunciaba la publicidad sexista con la que un local de ocio nocturno anunciaba su fiesta de los viernes. Una de las imágenes advierte a la chica, “la mujer que no cuida su plátano viene otra y se lo come”. Las protestas que estas imágenes generaron obligaron a su retirada.

Ante las críticas, el local respondía anunciando su siguiente fiesta con la imagen de un grupo de hombres desnudos y provistos de plátanos, en un intento fallido (y que no deja de ser nuevamente sexista) de igualarse a la imagen cosificada e hipersexualizada que la cultura machista ofrece de la mujer.

En su intento por rectificar, posando desnudos y arropados por racimos de plátanos, nos quieren mostrar sus buenas intenciones, que ellos también pueden ser objeto de la publicidad sexista y no les importa, no pasa nada, hasta les resulta divertido, como cuentan en el perfil de Facebook del local.

Pero, ¿por qué este tipo de publicidad no es igual en ambos casos?. En principio, porque el significado que la cultura machista atribuye al cuerpo desnudo de un hombre y de una mujer no es el mismo. El cuerpo del hombre suele aparecer en el cine y en la publicidad exhibiendo su fuerza, destreza o habilidad. Pensemos en las miles de escenas que la gran pantalla nos ha regalado, hombres llevando sus cuerpos al límite sin que de ello se deriven mayores daños que alguna que otra cicatriz. Todo esto sin olvidar, que a esta fuerza, habilidad y resistencia física se le suma la virilidad que, en estos casos, se da por hecho.
Y así posan los chicos de este local, osados y viriles, con sus cuerpos erguidos, rostros serios y concentrados, mirando directamente a cámara y portando sus plátanos. Nada de miradas pérdidas en el infinito, expresiones de ingenua sorpresa o frenesí inesperado, gestos típicos con los que la cultura machista suele representar a las mujeres y que el local ha utilizado en su publicidad.

Si este local pretendía rectificar poniéndose en la piel de las mujeres, ¿por qué no han adoptado ninguno de estos gestos?, ¿por qué seguir ofreciendo plátanos?, ¿no han pensado en el rostro extasiado de un chico atractivo y joven ante un kiwi y un eslogan tipo “este viernes cuida bien tu kiwi”?. Quizás una imagen como ésta, más que divertida, les pueda parecer ridícula. Y lo que hacen, al intentar contrarrestar las críticas, es seguir reproduciendo viejos patrones machista en los que la mujer es protagonista por su cuerpo, si es capaz de incitar y mantener activo el deseo del hombre, y en donde el único fruto del amor es la banana.

Banana que ellas tienen que cuidar-comer para satisfacción y bienestar del varón. Ellos no tienen que cuidar nada, porque la cultura machista presupone la existencia de todo un enjambre de mujeres que van a estar interesadas en cuidar estas bananas, parece que así, sin más.

Y claro, así también es fácil que surjan preguntas como la que Cristina Pedroche le hacía a la joven invitada al Hormiguero, Alyssa Carson, futura astronauta y candidata de la NASA a viajar a Marte. Y, “¿si tienes una pareja ideal?….y ya no te quieres ir a Marte….y no te quieres separar de él…”. Porque tendrías que cuidar bien de tu plátano, podríamos seguir pensando, al hilo de estos eslóganes machistas que se repiten sin descanso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s